Consulte sus dudas
RELLENE EL CAPTCHA
CAPTCHA ERRÓNEO
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.
Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.
Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.
* Requerido

SAN MATEO

 

San Mateo, o Sant Mateu dAlbarca o dAubarca en ibicenco y en las señales viarias que encontrarás, es un pueblecito de interior ubicado en el municipio de San Antonio. Un enclave rural muy tranquilo donde proliferan las zonas de cultivo y los viñedos.

 

Cómo llegar a San Mateo

Situado al noroeste de la isla, San Mateo es un lugar poco frecuentado. Puedes llegar en coche desde Ibiza dirigiéndote hasta Santa Gertrudis o hasta Santa Inés, desde ambas poblaciones hay carretera directa. La línea de autobús L33 te lleva directo desde Ibiza, eso sí, pasando antes por Santa Gertrudis y San Miguel, por lo que el trayecto es bastante largo.

 

Qué ver en San Mateo

 Este minúsculo pueblo está compuesto por unas cuantas casas situadas en torno a una bonita iglesia del siglo XVIII de una nave con ocho capillas laterales y un amplio porche añadido en el siglo XIX. Una de sus características más notables es que cuenta con un campanario esquinado. Junto a la iglesia hay un Via Crucis de tierra que constituye un bonito paseo.

 

Lo más interesante de esta zona de gran tradición agrícola y vinicultora son las bodegas cercanas, como Sa Cova o Can Maymó, que ofrecen interesantes visitas guiadas con degustación de vinos y de productos locales.

 

El pueblo en sí no tiene mucho para visitar, salvo para acercarse a comer a alguno de los restaurantes o para visitar las bodegas, pero hay varias excursiones preciosas por la zona. Por ejemplo, es muy recomendable la excursión a la cercana Cala Albarca, una de las calas más desconocidas y menos frecuentadas de la isla. Se trata de un paseo largo, de unos 35-40 minutos, eso sí, las vistas desde allí son espectaculares, pues está flanqueada por acantilados repletos de pinos. En sus paredes y rocas abundan aves como halcones, por lo que es un lugar ideal para los amantes del avistamiento.

 

Cerca de San Mateo se encuentra también el yacimiento arqueológico de Ses Torres den Lluc, de la alta Edad Media, un lugar con una espectacular panorámica.

 

No puedes irte sin probar los vinos de la zona, la localidad celebra además una Fiesta del Vino en diciembre.

 

Dónde comer en San Mateo

 

En el pueblo encontrarás tan solo un par de locales donde comer o tomar algo.

Es Camp Vell es un restaurante de comida casera, raciones abundantes y precios moderados con una espaciosa y agradable terraza.

Can Cires, un precioso local de estilo rústico que ofrece una fusión de cocinas ibicenca y alsaciana elaborada con productos locales. Tiene una preciosa terraza ideal para una cena romántica, y preparan también tapas y bocadillos, además cuentan con parque infantil. Es un auténtico punto de reunión del pueblo, donde también puedes adquirir algunos productos de primera necesidad y se organizan exposiciones y otros eventos.